Se encuentra usted aquí

Orientaciones para la adecuación del dormitorio

  • Quitar adornos y objetos que puedan desorientarle.
  • Colocar la cama de tal manera que el enfermo pueda subir y bajar sin molestias por ambos lados.
  • Fijar la lámpara de la mesilla de manera que pueda encenderla y apagarla sin tirarla.
  • Instalar una luz nocturna permanente para evitar caídas si se despierta durante la noche.
  • Rehacer su guardarropa de manera que sólo tenga las prendas indispensables, que han de ser fáciles de poner y quitar, con cierres de velcro mejor que botones, zapatos sin cordones…
  • Cubrir o quitar los espejos, ya que el enfermo puede asustarse al ver su imagen y no reconocerse.

Colaboradores